MIEL DE EUCALIPTO 1 Kg - GUIJARRO MUÑOZ

Precio de venta Precio €7,90 Precio habitual Precio unitario  por 

Impuesto incluido.

Miel de eucalipto natural cruda, con tonalidades ámbar oscuro. Sabor suave amanerado a la vez que fresco. Producida por Guijarro Muñoz en Minaya, Albacete.

 

Su textura es fluida (pudiendo variar por su posible cristalización) con un sabor delicioso floral y dulce, acentuado aroma especiado, penetrante y herbáceo.

 

La miel de flores de eucalipto es antiinflamatoria y antiséptica por lo que se utiliza para trastornos respiratorios como bronquitis, resfriados y gripes, asma, sinusitis, tos, mucosidad, faringitis, etc. Además, mejora el sistema inmunológico, potenciando las defensas de forma natural.

 

Riquísima miel cruda natural de eucalipto recolectada mediante un proceso artesanal estrictamente cuidadoso y respetuoso con el medio ambiente, con el objeto de mantener la esencia vital de un producto totalmente natural.

 

MIEL CRUDA NATURAL DE GUIJARRO MUÑOZ

Se dice que esta miel es cruda ya que no ha sido sometida a procesos de sobrecalentamiento (más de 40 º) ni pasteurización, conservando inalteradas todas las vitaminas, nutrientes y enzimas, así como sus valiosas cualidades gustativas y olfativas.

 

Y se le acuña el término de pura porque la producen las abejas mediante el proceso previo de libación de polen y néctar florales, y secreciones de plantas e insectos chupadores, procediendo a posteriori a su transformación y almacenamiento en las celdillas de la colmena. 

 

Es por ello que se trata de un proceso 100% natural y auténtico, no interviniendo factores ajenos a los que la propia naturaleza otorga.

 

Esta miel no necesita azúcares añadidos, por lo que no los añadimos, así de natural, pura y cruda es nuestra miel, tal y como la abeja la recolecta, transforma y almacena en la colmena.

 

FORMATO Y PESO 

Tarro de cristal. Peso neto: 1 kg.

 

CONDICIONES DE CONSERVACIÓN 

Busca un sitio a temperatura ambiente. No la pongas cerca de fuentes de calor pero tampoco en el frigorífico. La temperatura ambiente de una cocina o de una despensa será perfecta para conservarla. La temperatura ideal está entre los 10ºC a 20ºC.

 

Si prefieres diluirla, es recomendable calentarla al baño maría y que la temperatura no supere nunca los 40ºC para evitar la pérdida de atributos.